World Christian Network
   
PERO A MI NO SIEMPRE ME TENDREIS
TwitterCompartir en Twitter   
 

Autor: WCN
INTRODUCCION:
SIEMPRE: En cualquier momento, sin interrupción, la totalidad del tiempo, en todas las ocasiones y circunstancias;
en este pasaje de la Escritura, Jesús es ungido con aceite por María de Betania, así como fue ungido por el Espíritu Santo para iniciar su ministerio, ahora es ungido por una mujer antes de ser sacrificado por los pecados de toda la humanidad, y ante los reclamos de unos discípulos que decían que para el desperdicio del aceite, Jesús nos declara, que no siempre en esta tierra vamos a tener su presencia en medio de nosotros, ya que Él va a la presencia del Padre a esperarnos, pero no nos dejara huérfanos sino que nos enviara a su Espíritu Santo y que los pobres siempre van a estar en medio nuestro. Veamos:
MATEO:
26:6 Y estando Jesús en Betania, en casa de Simón el leproso, 7- vino a Él una mujer, con un vaso de alabastro de perfume de gran precio, y lo derramo sobre la cabeza de Él, estando sentado a la mesa. 8- Al ver esto, los discípulos se enojaron, diciendo: Para que este desperdicio? 9- Porque esto podía haberse vendido a gran precio y haberse dado a los pobres. 10- Y entendiéndolo Jesús, les dijo: Por qué molestáis a esta mujer? pues ha hecho conmigo una buena obra. 11- Porque SIEMPRE tendréis pobres con vosotros,
PERO A MI NO SIEMPRE ME TENDREIS. 12- Porque al derramar este perfume sobre mi cuerpo, lo ha hecho a fin de prepararme para la sepultura. 13- De cierto os digo que dondequiera que se predique este evangelio, en todo el mundo, también se contara lo que esta ha hecho, para memoria de ella.
PROMESAS:
El sacrificio de amor a Jesús, demostrado por nosotros a nuestro Redentor, tendrá una perpetua influencia, es apropiado rendir al Rey de Reyes y Señor de Señores, sacrificios de alabanza y adoración, las cuales serán siempre tenidos en cuenta por Dios, en memoria de nosotros así como lo hizo con María de Betania.
REFLEXION:
Estamos alabando, y adorando a Jesús nuestro redentor en momentos de devoción?
Es una gran realidad, Jesús se fue físicAménte, pero nos dejó su Espíritu Santo, para que esté con nosotros para siempre, para ayudarnos a permanecer en El, para que cuando El regrese, nos lleve a su presencia para SIEMPRE; El prometió que regresaría por nosotros, para que estemos con El siempre. (Juan 14:16)
OREMOS:
Padre amado, te adoramos, te bendecimos, te damos gracias, por el sacrificio que hiciste con nosotros al entregar tu Hijo Amado por nuestros pecados, te pedimos en el nombre de Jesús, nos ayudes con tu Espíritu Santo, a mantenernos firmes hasta el día que vengas por nosotros, para estar contigo para SIEMPRE, mira nuestros seres queridos, familias, y los que leen este mensaje, para tu gloria y honra. Amén.
 
  WCN.  
Volver al Índice