World Christian Network
   
OYEN LA PALABRA Y LA RECIBEN
TwitterCompartir en Twitter   
 

Autor: WCN
INTRODUCCION:
OYEN LA PALABRA: Es entender, creer, reconocer, lo suficiente como para obedecer; por lo tanto el tener FE, implica confiar, depender, y cumplir en obediencia a Dios. La palabra dice que son bienaventurados los OYEN LA PALABRA y la guardan (Apocalipsis 1:3) si nosotros creemos en esta palabra, somos CREYENTES verdaderos, y por lo tanto somos obedientes. La biblia también nos dice que la fe viene por el OIR LA PALABRA DE DIOS (Romanos 10:17) y lo hacemos con el corazón (Entendimiento, desde adentro y creer que oímos la palabra de Dios), pues Jesús es autor de eterna salvación para los que obedecen (Hebreos 5:9)
RECIBIR LA PALABRA: Debemos hacerlo con fe, gozosos de que Dios nos hable, con toda solicitud, arrepintiéndonos, confesando y bautizándonos, así quedara bien sembrada en tierra fértil, y dará mucho fruto, que es permanecer en el Señor, nutriéndonos de su amor y que transformara nuestras vidas. Veamos:
MARCOS: Explicación de la parábola del sembrador.
4:14 El sembrador es el que siembra la palabra (Nosotros con la fe, y hechos reales) 15. Y estos son los de junto al camino: en quienes se siembra la palabra, pero después que la OYEN, en seguida viene Satanás, y quita la palabra que se sembró en sus corazones.16. Estos son asimismo los que fueron sembrados en pedregales: los que cuando han oído la palabra, al momento la RECIBEN con gozo; 17. pero no tienen raíz en sí, sino que son de corta duración, porque cuando viene la tribulación o la persecución por causa de la palabra, luego tropiezan. 18. Esto son los que fueron sembrados entre espinos: los que OYEN LA PALABRA. 19. pero los afanes de este siglo (El mundo en que vivimos), y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa .20. Y estos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que OYEN LA PALABRA Y LA RECIBEN, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.
ENSEÑANZA:
Cuando nosotros OIMOS la palabra, creyendo verdaderAménte que es de Dios, la vamos a recibir con gozo, la vamos a comprender y lo mas importante, el Espíritu Santo, va hacer su obra de transformación en cada uno de nosotros, dando fruto para nuestra salvación y los que están a nuestro lado.
REFLEXION:
Que tierra te consideras, para sembrar la palabra de Dios?
Hermanos, debemos analizarnos como estamos frente a la palabra de Dios, preguntándonos como estamos frente a ella, la recibimos con agrado, la leemos, la estudiamos, la repasamos? entonces somos buena tierra, y si no lo somos, pidámosle al Espíritu Santo que nos ayude a serlo.
OREMOS:
Padre, te alabamos, te bendecimos, te damos gracias, por tu palabra, que es Jesús, el pan de vida (Juan 6:48), la luz del mundo (Juan 8:12), te pedimos en el nombre de Jesús, nos ayudes a recibir tu palabra, como tu quieres para que demos buen fruto, mira nuestros seres queridos, familias, iglesias y los que leen este mensaje, para tu gloria y honra, Amén.
 
  WCN.  
Volver al Índice