World Christian Network
   
Matrimonio
TwitterCompartir en Twitter   
 

Autor:

¿Pueden saber los jóvenes cuándo están listos para el matrimonio? Y ¿qué tienen que hacer para alistarse?

Pocas decisiones en la vida son de mayor importancia que la de escoger un compañero. Y sin embargo, se tiene que hacer sin haber tenido experiencia previa. Por la importancia de la decisión y la falta de experiencia, la preparación para el matrimonio es de suma importancia.

Para tal preparación se deben tomar en cuenta varios factores. En primer lugar, la preparación para el matrimonio requiere que su vida en el hogar antes de casarse sea la mejor posible. Si la persona ha tratado de ser buen hijo o buena hija dentro de su familia tiene mejores probabilidades de ser buen esposo o buena esposa. Sin embargo, una persona p rezosa, desordenada, egoísta y quisquillosa, dependiente de otros, no podrá dirigir su hogar con responsabilidad y abnegación.

La preparación requiere que se haga un estudio acerca del matrimonio. Un gran número de personas se casan cada año sin haber hecho un estudio de lo que es el matrimonio. Ya que el matrimonio abarca la mayor parte de la vida, un estudio adecuado de lo que se trata será de beneficio.

El trato personal es una parte importante de la preparación. En nuestro sistema de escoger a nuestro compañero, la persona que se va a casar tiene la responsabilidad principal en la elección. Teniendo en cuenta que la elección queda en manos del joven o de la señorita, se necesita experiencia en la comprensión y evaluación de las personas. El trato personal deberá proveer tal experiencia.

Por lo tanto, las actividades sociales de los jóvenes deben ser va riadas y tener en cuenta un buen número de personas. La muchacha que sale con un solo muchacho la mayoría de su vida de soltera está perjudicando su preparación para el matrimonio.

La pareja que participa mucho en las caricias, está haciendo a un lado la posibilidad de un buen comienzo en su matrimonio. El matrimonio es más que el sexo. El sexo es uno de los ingredientes primordiales para la felicidad, pero dos personas no pueden pasar toda su vida matrimonial abrazados. Si una persona sólo ha aprendido las técnicas sexuales en sus relaciones antes del matrimonio, ha dejado fuera una parte muy importante de su vida en cuanto a sus responsabilidades personales.

Otra parte importante en la preparación para el matrimonio requiere que se destierren de la mente algunas fábulas populares acerca del matrimonio. Por ejemplo, una de ellas es: "Cuando te enamores, debes casarte." La verdad muchas veces y no te puedes casar cada vez que eso pase. ¡Hay leyes que lo prohiben! El matrimonio incluye más que el enamoramiento, incluye cumplimiento y fidelidad. Debes estar enamorada de la persona con quien te vas a casar; pero no te puedes casar con todos de quien te enamores.

Otra fábula dice que si dos personas se quieren, todos los problemas dentro del matrimonio se arreglarán. El amor puede lograr muchos milagros, pero casi nunca puede vencer los problemas mayores. Es mejor que una muchacha piense dos veces antes de casarse con un muchacho negligente, perezoso e irresponsable. Su amor para él no va a hacer que su matrimonio sea feliz.

La pareja debe orar por su matrimonio; cada uno debe sentir que se está haciendo la voluntad de Dios. El matrimonio es algo puro y sagrado y no se debe tener como un contrato secular.

Una persona puede saber si está lista para el matrimonio, si es madura, el matrimonio es para los ya maduros. La madurez comprende varios factores. En primer lugar está la honradez y la responsabilidad. Estos dos factores son esenciales en cualquier matrimonio feliz.

Firmeza emocional es una parte importante del matrimonio. La persona debe poder discutir cal madamente sus diferencias de opinión con otros. Debe poder dominar los celos, el mal humor y el enojo. Debe saber perdonar y pedir perdón. Por supuesto que debe saber admitir cuando está equivo cada.

La raíz de todos los problemas en el matrimonio está en el egoísmo. Un individuo no está listo para el matrimonio hasta que no puede dominar el egoísmo y el orgullo. El cristianismo es una necesidad absoluta aquí. Solamente a través de Cristo se pueden dominar adecuadamente el egoísmo y el orgullo.


Tomado de: Revista Resplandor. Tomo III. Núm 1. p.4,8,32.
 
  WCN.  
Volver al Índice