World Christian Network
   
MAS BIENAVENTURADO ES DAR QUE RECIBIR
TwitterCompartir en Twitter   
 

Autor: WCN
INTRODUCCION:
BIENAVENTURADO: De la raíz MAK, que indica algo grande o de larga duración. Se trata de un adjetivo que denota felicidad, alguien muy bendecido, digno de ser congratulado; es una palabra de gracia que expresa un regocijo y una satisfacción especiales, concedidos a la persona que experimenta salvación; es feliz, prospero, bendecido, exitoso, correcto, satisfecho. DAR: De la raíz didomi; que significa conceder, permitir, donar, impartir, poner, ofrendar, presentar, ceder y pagar; implica dar un objeto de valor libremente sin ser esforzado; esto indica que el dador adopta el carácter de Cristo cuya naturaleza es la de DAR, tanto de nuestro dinero provisto por Dios, como nuestro tiempo, ya que estamos ayudando a los necesitados tanto espirituales como materiales. Ver (Juan 3:16) De tal manera amo Dios al mundo que ha DADO a su Hijo, para que todo aquel que en El crea no se pierda, mas tenga la vida Eterna. Veamos:
HECHOS: Pablo habla a los ancianos de Éfeso.
20:32 Y ahora hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados. 33. Ni plata ni oro ni vestido de nadie he codiciado. 34. Antes vosotros sabéis que para lo que me ha sido necesario a mí y a los que están conmigo, estas manos me han servido. 35. En todo os he enseñando que, trabajando ase, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: MAS BIENAVENTURADO ES DAR QUE RECIBIR.
36. Cuando hubo dicho estas palabras, se puso de rodillas, y oro con todos ellos.
PROMESAS:
Son palabras de JESUS nuestros Maestro, que nosotros debemos tener un corazón dadivoso, para recibir las bendiciones que Dios nos tiene, y somos felices, gozosos, creyendo en las promesa de nuestro Señor Jesucristo.
REFLEXION:
Estamos dando para ser bienaventurados?
Es bien importante hermanos, obedecer a Dios antes que los hombres, para así ser bendecidos, y prosperados, pues un corazón avaricioso, y egoísta no agrada a Dios, pero un corazón dadivoso es bendecido por Dios.
OREMOS:
Padre, te alabamos, te bendecimos, te damos gracias, por tu palabra, ayúdanos a ser dadores, para así recibir tu promesa de ser bienaventurados, te encomendamos nuestros seres queridos, familias, para tu gloria y honra, en el nombre de Jesús, Amen.
 
  WCN.  
Volver al Índice