World Christian Network
   
Lo Irreal de la Nueva Era
TwitterCompartir en Twitter   
 

Autor: Francisco Endara D.
Los líderes de la Nueva Era ponen en las manos de cada uno de sus seguidores cargas pesadas que ni ellos mismos las pueden cumplir, haciéndoles creer que pueden encontrar a Dios por sus propios méritos y que el plan de Dios se encuentra en el interior del hombre.
La Nueva Era busca quedar bien con todos los sistemas de pensamiento; no se conforma con la voluntad de un Dios personal Santo y perfecto quien ha establecido claramente lo que es correcto y lo que es incorrecto.
Para la Nueva Era lo que separa al hombre de Dios es el conocimiento, muy al contrario de lo que dice Dios a lo largo de toda la historia de la humanidad: que lo que nos separa de Él es el pecado. Ver Romanos 3:23; 6:23; Isaías 59.
Somos una raza caída, gracias a que la misma mentira, la de “seréis como dioses”, fue dirigida en el paraíso a nuestros padres originales, quienes la creyeron, y desobedecieron a Dios. Ver Génesis 3:5.
A lo largo de la historia de la humanidad vemos a Dios tratando de reconciliarnos consigo mismo porque:

Como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.
Romanos 5:12

La Nueva Era espera el advenimiento de un líder mundial o “avatar”, quien guiará a la humanidad hacia una unidad económica, religiosa y social. Ellos aseguran que cada cierto tiempo, viene a nuestro planeta un ser espiritual muy avanzado cuya tarea es guiar al género humano.
La Nueva Era afirma que Dios está en todo y todo es Dios , de manera que en la naturaleza podemos encontrar a Dios y por esto el hombre ha de buscar la unidad con ella. Según el panteísmo, el universo fue creado de la esencia de Dios, en consecuencia todo es Dios. Así, de acuerdo a este concepto el hombre y los seres de la naturaleza están al mismo nivel.
Además aseguran que el momento en que comprendamos que Dios es todo y todo es Dios estaremos listos para entrar a Nirvana, entendiéndose por Nirvana el comprender que uno es Dios y Dios es uno, aseguran ellos.
Todo esto contrasta con lo que está escrito en Génesis 1:26,27, en donde se establece primero nuestra identidad, es decir que fuimos hechos a imagen de Dios, y luego se indica que el hombre debe señorear sobre la naturaleza. Ver Génesis 2:15.
La Biblia indica que el Universo y todo lo que hay en él fue creado por una orden directa de Dios. Ver Génesis 1:1.
La Nueva Era confunde gravemente los conceptos, me refiero a que la parte no es el todo. Por ejemplo el sistema solar está conformado por el sol, planetas, satélites, cometas etc. Pero un planeta no es lo mismo que el sol es decir: en un sistema siempre hay diferenciación de sus partes, eso es algo irrefutable. Sin embargo al decir que todo es Dios y Dios es todo, como lo hace la nueva era, estamos diciendo que un planeta es todo el sistema, (haciendo una analogía con el ejemplo anterior del sistema solar), lo cual simplemente no existe, no es real. Así la creación no es Dios, la creación puede desaparecer, dejar de ser pero por eso Dios no dejaría de ser, Él seguirá existiendo porque “Él es, el que es” Éxodo 3:14. Mas bien Él:

Sustenta todas las cosas con la palabra de su poder. Heb. 1:3b

Otra corriente de pensamiento que forma parte de la Nueva Era es el Panenteísmo, con la idea de que el hombre es un ser co-creador con Dios. Si analizamos este concepto veremos que el hombre no está al nivel de Dios para crear junto con Él, la tarea del hombre es administrar la creación.
La Nueva Era cambia totalmente la idea de quien es Cristo. Para sus seguidores Cristo no es el hijo de Dios, sino que Cristo puede ser cualquier hombre que haya descubierto su Dios interior, como por ejemplo Buda, o Zaratustra etc..
Luego de esta visión general de lo que es la Nueva Era pasaremos a analizar cada una de sus principales enseñanzas, pero a la luz de la palabra de Dios, la Biblia.
 
  WCN.  
Volver al Índice