World Christian Network
   
La Ciencia y el Cristianismo
TwitterCompartir en Twitter   
 

Autor: Dr. Benjam ín F. Cooper

Hay una relación vital y esencial entre la ciencia y el cristianismo. Esta relación se basa en algunas limitaciones fundamentales de la ciencia, y el cumplimiento de estas limitaciones en el cristianismo.

Las limitaciones de la ciencia que se hallan satisfechas en el cristianismo incluyen: (1) creación (2) infalibilidad, y (3) significado de la vida.

CREACIÓN

La verdadera creación comprende producir algo de la nada, un proceso sin teoría, ni posibilidad en el terreno de la ciencia. Por otra parte, "la creación negativa" comprende la desintegración de algo en la nada, igualmente un proceso sin teoría ni posibilidad en el terreno de la ciencia.

El universo y la vida tuvieron un comienzo, el comienzo que fue por medio de la creación. El proceso de la creación ha sido y continúa siendo reservado a un poder externo, más grande, quien es Dios. Ninguna otra explicación puede tomar el lugar del registro bíblico de que "en el principio creó Dios..." El físico Jorge Davis ha dicho: "Si un universo pudiera crearse a sí mismo, entonces encarnaría los poderes de un creador, y estaríamos obligados a llegar a la conclusión de que el universo mismo es Dios." El gran diseño del universo y del hombre mismo es tal, que solamente un Dios omnisciente y omnipotente pudo haberlos creado.

La probabilidad del universo o de la vida originado como accidente, es digno de compararse con la probabilidad de un diccionario no compendiado que resultara de una explosión provocada en un taller de imprenta. Aun para la mente científica, laúnica conclusión razonable es admitir la presencia y el poder de Dios creador.

Dios solo tiene el poder para crear no solamente el universo f ísico y el hombre físico, sino también el universo espiritual y el hombre espiritual. Y un Dios que creó en unaépoca puede y continúa creando todavía hoy. Una doctrina fundamental de la fe cristiana es "el nuevo nacimiento", la creación de un hombre nuevo y espiritual quien puede confiar, perdonar, amar y servir a otros. Sólo Dios puede crear este tipo de hombre que se necesita en estos momentos de la historia.

INFALIBILIDAD

Otra limitación de la ciencia que se halla cumplida en el cristianismo es la infalibilidad. La ciencia es falible, está cambiando constantemente. Lo que en un tiempo se aceptó como un hecho científico hoy día quizá no sea cierto, y algunas de las verdades científicas da hoy día probablemente serán modificadas en fecha futura.

Esto es evidente cuando uno lee un texto cient ífico escrito hace un siglo o quizás solamente hace diez años. Las leyes básicas o fundamentales de la ciencia nunca son infalibles. La ley de la gravedad de Newton ya no es absolutamente cierta. La expresión: "Lo que sube también tiene que bajar", generalmente usada hace menos de dos décadas para expresar un hecho científico, ha sido eliminada del vocabulario moderno por el programa espacial.

Las leyes y los mandamientos de Cristo, tal y como se encuentran en la Biblia, son infalibles porque son proporcionados por un Dios infalible. Estas leyes y estos mandamientos han sido examinados y reexaminados, probados y reprobados a lo largo de unos dos mil años. No solamente no se han encontrado errores, sino que la veracidad de estas leyes y estos mandamientos ha sido demostrada en millones de pruebas por millones de individuos.

Algunas personas han criticado a la Biblia debido a "errores cient íficos" que contiene. Esta crítica fracasa por dos puntos: (1) Lo que se considera como error científico hoy puede ser verdad científica mañana, y (2) la Biblia no es un libro de ciencia, sino un libro de fe y de verdad. Si fuera un libro de ciencia, hubiera caducado hace siglos.

El cristianismo ofrece al hombre aquello queél necesita y que busca: La verdad, la permanencia, y la infalibilidad. El cristianismo representa la medida por medio de la cual el hombre puede examinar sus metas y su progreso realizado para alcanzar estas metas.

SIGNIFICADO DE LA VIDA

La perspectiva cient ífica de la vida fracasa al no poder medir adecuadamente el significado de la vida. La ciencia no puede contestar satisfactoriamente tales preguntas como: ¿Por qué estamos aquí? ¿Cuál es el propósito de la vida? ¿Qué sucede después de la muerte?

El famoso cient ífico Alberto Einstein dijo: "El hombre que considera su propia vida y la vida de sus congéneres como carente de significado no solamente es un desgraciado, sino que está descalificado para vivir." La vida tiene significado, el cual el hombre está siempre buscando.

La perspectiva científica del hombre se asemeja en gran parte a un laboratorio químico que contiene una reserva de reacciones condicionadas: sicosis y neurosis. Mientras esta perspectiva ayuda a nuestra comprensión de cómo funcionan el cuerpo y la mente, contribuye muy poco a nuestra comprensión del significado de la vida.

El cristianismo ofrece la explicación completa del significado de la vida y cómo lograrlo. El cristianismo promete significado ahora y después de la muerte. El significado de la vida es el tema de la Biblia. Si bien es imposible resumir este libro en pocas palabras, la siguiente cita tiene mucha vigencia:

"Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas." Mateo 22:3740.

CONCLUSIÓN

El hombre moderno necesita tanto la ciencia como el cristianismo.

La ciencia provee oportunidades inauditas para combinar, modificar, rearreglar y manipular aquello que Dios creó. La ciencia continúa en su búsqueda de la verdad, por lo mismo revelando e ilustrando las verdades contenidas en el cristianismo. Y la ciencia provee al hombre de herramientas poderosas que le asisten para vivir una vida de significado.

Para aquel que utiliza el progreso cient ífico mientras descansa su fe y su confianza en Dios: ¡todas las cosas son posibles!

Trad. con permiso del Baptisl New Mexican, 11 de enero de 1969. El doctor Benjam ín F. Cooper es decano de la Facultad de Farmacología y Profesiones Aliadas de la Universidad del Noreste de Louisiana.

Tomado de: Revista Ancla. Tomo V. Núm 3. p. 5-7.

 
  WCN.  
Volver al Índice