World Christian Network
   
ISIS decapita niños cristianos en Irak
TwitterCompartir en Twitter   
 

Autor: noticias.lainformacion.com
Los yihadistas de Estado Islámico (EI) continúan sembrando el pánico y el terror entre los cristianos de Irak. "Desgraciadamente están decapitando a niños inocentes en un parque en Mosul", explican desde el Patriarcado Caldeo en Irak.

Esta mañana daba la voz de alarma el líder de los Caldeos iraquíes, Mark Arabo, quien aseguraba en la CNN estos terribles acontecimientos. "En el parque EI decapita sistemáticamente a los niños, poniendo sus cabezas encima de palos y cada vez más niños están siendo decapitados. Sus madres son violadas y asesinadas y están colgando a sus padres", ha relatado en este líder.

De acuerdo con el Observatorio de Derechos Humanos, el grupo terrorista ha atacado en las últimas horas a varios grupos minoritarios de Mosul como han sido monjas, turcos y chabaquíes.

Esta misma denuncia la realiza el responsable del Comité Internacional de Cruz Roja en Baghdad, Saleh Dabbakeh, quien ha matizado que las minorías están siendo "duramente atacadas". "Desde hace dos días la situación es terrible en todas las zonas que controla EI.Por la calle ves a la gente escapar con lo puesto de sus casas y no saben a dónde ir", explica.

Según esta fuente, en las zonas controladas por los yihadistas, no hay ni agua, ni luz ni medicamentos. "La situación es crítica porque la población no tiene de nada y nosotros tratamos de proveerles toda la asistencia que necesitan", indica.

Desde que el 20 de julio EI diera un ultimátum a los cristianos afincados en Irak para que abandonaran el país, los pocos que se han resistido a marcharse están sufriendo una brutal matanza a la que este líder religioso se atreve a calificar de "genocidio".
El último genocidio del siglo XXI

La limpieza religiosa que están llevando a cabo los yihadistas de EI es el último genocidio del XXI. Según Naciones Unidas, un genocidio es "cualquiera de los actos perpetrados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso como tal".

Según estipula el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, estos actos comprenden la "matanza y lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo, sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial, medidas destinadas a impedir nacimientos en el seno del grupo, traslado por la fuerza de niños del grupo a otro grupo".
"La solución de los cristianos en Irak no pasa por huir"

El temor y el miedo se apoderan de su cuerpo y casi no duerme a las noches. A pesar de que vive en España, su cabeza está en Irak, donde vive su familia y donde el grupo terrorista Estado Islámico (EI) está llevando a cabo un genocidio contra todas las minorías residentes en el país. Está pendiente del teléfono y habla dos o tres veces al día con sus familiares. Constantemente las dudas sobre el futuro de la comunidad cristiana en Irak se apoderan de él y le asaltan las preguntas sobre la solución al conflicto.

Así es como está viviendo Raad Salam, un doctor de estudios Arábigos residente en España y cristiano caldeo, la situación que viven los cristianos en Irak. "Dos de mis hermanos están en Bashora, al sur el país, y aunque ahí no es el "califato" tampoco están tranquilos porque la situación es crítica", explica Salam tras haber salido de misa para pedir por su comunidad. Tres primos suyos fallecieron hace una semana mientras huían de los yihadista y conoce a varias víctimas de los yihadistas. "Muchos huyen durante la huída por falta de agua y de comida. Otros son atacados...", explica con voz entre cortada.

"Están todos huyendo con lo puesto. No hay tiempo para coger nada, sólo para correr", relata Salam tras un suspiro. Cuando consiguen escapar de los miembros de Estado Islámico, reciben asilo en casas de personas desconocidas. "Están viviendo 18 personas en una misma habitación, hasta que tienen que volver a huir", añade y confiesa que desde hace días no consigue conciliar el sueño pensando en qué estará ocurriendo en su país natal. Salam tenía pensado irse unos días a Irak para ver a su familia, pero se ha quedado en España dado que se lo han desaconsejado. "Mi familia me dijo que allí tendrían también que protegerme y yo no iba a poder solucionar nada, por lo que al final me he quedado", afirma.

Futuro incierto y solución a la situación

"El futuro que tiene la comunidad cristiana en Irak es muy incierto y estamos todos aterrados", asegura. Salam lo tiene claro: no pueden salir del país. "La solución a todo este conflicto no pasa por huir del país. Nosotros no somos inmigrantes, nuestras Iglesias están levantadas ahí desde el siglo cuarto y es nuestra cultura, nuestra historia y nuestras raíces", sentencia.

En su opinión, es el Papa el que tiene que pedir ayuda internacional. "Ha enviado un Cardenal, pero él allí no va a hacer nada. Lo que tiene que hacer el Papa es reunirse con los principales países y pedir ayuda. ¿Por qué van a todos sitios menos a ayduar a los cristianos de Irak?¡Nadie nos está defendiendo!", se pregunta y exclama indignado.

"No hacen más que hablar de la paz y nos piden que recemos. Claro que rezamos, a todas horas y a Dios le pido protección, pero que la comuidad internacional haga por favor algo", concluye suplicando desesperado.
Las atrocidades de EI

Desde que EI diera un ultimátum a los cristianos residentes en Irak, un cúmulo de atrocidades se han ido sucediendo en el país. Varios vídeos han inundado internet y medios de comunicación mostrando al mundo las barbaridades que son capaces de hacer para llevar a cabo la limpieza étnica de esta comunidad centenaria.

Las imágenes hielan a los espectadores, sus rostros muestran el horror y les dejan sin palabras. En uno de los más recientes, terroristas enmascarados obligan a punta de pistola a un hombre cristiano a arrodillarse, le obligan a convertirle al Islam y lo decapitan.

En otro se muestran 50 cuerpos decapitados y las cabezas de las víctimas están clavadas en lo alto de una valla a modo de trofeo.
 
  WCN.  
Volver al Índice