World Christian Network
   
EN QUIEN TENGO COMPLACENCIA
TwitterCompartir en Twitter   
 

Autor: WCN
INTRODUCCION:
COMPLACENCIA: Satisfacción, agrado y placer con que se hace, se recibe o se tiene, y que estamos contentos, alegres, satisfechos de tenerlo, somos condescendientes, tenemos contentamiento, deleite y gusto; esta COMPLACENCIA la manifestó directAménte Dios nuestro Padre Celestial cuando vio la obediencia de Jesús su Hijo Amado, y todos los que amamos a Jesús, y lo seguimos, vamos a recibir esta misma COMPLACENCIA de parte de nuestro Padre, pues Él nos hizo aceptos en el Amado (Efesios 1:6), los que seguimos a Jesús y su palabra, y también somos sus hijos cuando aceptamos a Jesús (Juan 1:12), pero aún no se ha manifestado lo que hemos de ser, pero cuando Jesús se manifieste o apareciere, seremos semejantes a Él y le veremos tal como Él es (1 Juan 3:2). O sea que entre más no parezcamos a Jesús, en todo, más vamos a complacer y agradar al Padre, ponte en el ejemplo con tus hijos y nosotros como hijos de un Padre amoroso, misericordioso y santo. Veamos:
MATEO:
17:1 Seis días después, Jesús tomo a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y los llevo aparte a un monte alto; 2- y se transfiguro delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz. 3- Y he aquí les aparecieron Moisés, y Elías, hablando con El. 4- Entonces Pedro dijo a Jesús: Señor, bueno es para nosotros que estemos aquí; si quieres, hagamos aquí tres enramadas: una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías. 5- Mientras El aun hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, EN QUIEN TENGO COMPLACENCIA; a El oíd. 6- Al oír esto los discípulos, se postraron sobre sus rostros, y tuvieron gran temor. 7- Entonces Jesús se acercó y los toco, y dijo: Levantaos, y no temáis.
PROMESAS:
Esta palabra que Dios nos hace, poniendo a JESUS, como su Hijo Amado, lleno de gracia, obediencia, amor, es el hombre modelo que Dios ha creado desde el principio y envió a su Hijo para restaurarlo, y recuperar esa semejanza a Dios, mostrándonos que así como es Jesús, debemos ser nosotros para que el Padre tenga COMPLACENCIA en nosotros también Y si lo oímos a Él, el Padre se agrada de nosotros.
REFLEXION:
Tiene el Padre complacencia de ti?
Es la pregunta que debemos hacernos en todo momento, con nuestros actos, pensamientos, y forma de ser, estamos agradando a Dios ? La única forma es entregándonos a Cristo Jesús, seguirlo u obedecerlo, es una decisión que debemos hacer con la ayuda del Espíritu Santo, que nos ha sido dado (Romanos 8:26)
OREMOS:
Padre, te amamos, te alabamos, te pedimos en el nombre de Jesús nos ayudes, para poder agradarte, aumentando mas nuestra fe, fortaleza y decisión, pues si fe es imposible agradarte (Hebreos 11:6), mira nuestros seres queridos, familias, y los que leen este mensaje, para tu gloria y honra. Amén.
 
  WCN.  
Volver al Índice