World Christian Network
   
CRUCIFICADLE; PORQUE YO NO HALLO DELITO EN EL
TwitterCompartir en Twitter   
 

Autor: WCN
INTRODUCCION:
CRUCIFICADLE: De la palabra CRUCIFICCION que era el más despiadado de los métodos de ejecución y castigo para los culpables de crímenes y esclavos, que empleaban los romanos; generalmente se clavaba o amarraba a la victima a una cruz, que después se montaba sobre un poste de madera. La CRUCIFICCION era despreciada, y por lo tanto lo practicada por los judíos, según la ley en Deuteronomio 21:23 donde declaraban maldito a todo aquel que es colgado en un madero. DELITO: Acción que va en contra de lo establecido por la ley y que es castigada por ella con una pena grave; es la violación de las normas vigentes, lo que hace que merezca una pena o castigo; Pilato no halló ninguna violación a la ley, y por eso se lavó las manos. Veamos:
JUAN: La decisión de Poncio Pilato el procurador romano
19:5 Y salió Jesús, llevando la corona de espinas y el manto de púrpura (La corona significa su realeza, y el manto o sudario era de color real) Y Pilato les dijo; He aquí el hombre! 6. Cuando le vieron los principales sacerdotes y los alguaciles, dieron voces, diciendo: Crucificadle! Crucificadle! Pilato les dijo: Tomadle vosotros y CRUCIFICADLE; PORQUE YO NO HALLO DELITO EN EL .7. Los judíos le respondieron: Nosotros tenemos una ley, y según nuestra ley debe morir, porque se hizo a sí mismo Hijo de Dios.
ENSEÑANZA y PROMESA:
Jesús el Hijo de Dios, siendo Dios, y libre de toda culpa y pecado, no estimó serlo, para dar su vida por cada uno de nosotros:(Filip 2:6) siendo el acto de humildad más grande que ha existido, y todo por amor, pagando el precio por nuestros pecados, acción que debemos imitar y pedirle a Dios que nos llene de su dones, al morir en esa cruz, para que vivamos para El en santidad y amor, y alcanzar la vida eterna que El nos regaló (Juan 3:16) .
REFLEXION:
Estamos orando para imitar a Jesús en todo?
Hermanos, aunque nos parezca imposible, por nuestra naturaleza pecaminosa, podemos con la ayuda del Espíritu Santo, imitar a Jesús en su amor a nosotros, en humildad, y sacrificio por los demás, tomando la cruz de Cristo y seguirle (Mateo 16:24)
OREMOS:
Padre, te amamos, te bendecimos te damos gracias por tu amor, sacrificio y humildad, que tienes para con nosotros, te pedimos en tu nombre, nos dotes de esos dones, para que lleguemos a la altura, del varón perfecto, que eres tú mi Señor (2 Timoteo 3:17), te encomendamos nuestros seres queridos, familias, iglesias y nuestras vidas, para tu gloria y honra. Amén.
 
  WCN.  
Volver al Índice